Empresa

Detección y localización de fugas de hidrocarburos

¿Qué son los hidrocarburos?

Son compuestos químicos constituidos por átomos de carbono e hidrógeno. Los hidrocarburos pueden contener también otros elementos en menor proporción como son oxígeno, nitrógeno, azufre, halógenos (cloro, bromo, iodo y flúor) y fósforo, entre otros. Su estado físico, en condiciones ambientales, puede ser en forma de gas, líquido o sólido.

Contaminación por hidrocarburos

El acelerado crecimiento de la actividad industrial ha dado como resultado una mayor demanda de combustibles fósiles (hidrocarburos), la mayoría es utilizada para la generación de energía, pero una cantidad nada despreciable, se pierde y se libera en el ambiente durante los procesos de extracción, refinado, transporte y almacenamiento, lo que representa un riesgo potencial para los ecosistemas. Por esto, en la actualidad, es cada vez más común encontrar pasivos ambientales debido a actividades o manipulaciones inadecuadas que han permitido su infiltración en el subsuelo, por fugas de hidrocarburo por accidentes o manejo inapropiado en las actividades de refinación, petroquímica, transporte, almacenamiento y comercialización, que puede originarse en instalaciones petroleras durante las actividades de explotación, transformación, comercialización o distribución de petróleo y sus derivados.


Fugas de hidrocarburos

Las fugas de hidrocarburos corresponden a la salida o escape de un líquido o gas, causadas por efectos de la corrosión a la estructura metálica de conductos y/o tanques. También existen algunos factores internos o externos que provocan las fugas, tales como laminaciones, grietas, fisuras, golpes o defectos de fabricación, entre otros. Uno de los problemas más recurrentes, y que acompaña frecuentemente a otros tipos de contaminaciones de suelos, está relacionado con las fugas industriales de hidrocarburos. De todas estas fugas las que se consideran más peligrosas son aquellas que permanecen ocultas, no siendo descubiertas hasta que se produce la contaminación ambiental. Su detección y localización precoz, es de gran importancia y hoy existen sistemas que permiten tener información prácticamente en tiempo real de cualquier incidente que pueda producirse en las instalaciones y manipulación de estos productos.


Un análisis retrospectivo ha mostrado cómo las causas más frecuentes son las fugas a largo plazo y ocasionales, en los lugares de envase o bombeo de las cisternas o tanques, en transportes, aeropuertos, grupos electrógenos, residuos de industria petroquímica, etc. Las posibles fuentes de contaminación por derrames de hidrocarburos están vinculadas a instalaciones industriales y transporte, puertos, operaciones de trasvase, refinería, procesos productivos y almacenamiento, estaciones de servicio, tanques de almacenamiento, establecimientos industriales con almacenamiento propio de combustibles, transporte por conductos, transporte por carretera en camión cisterna. Por lo tanto, es imperativo integrar un sistema de detección eficaz que pueda proteger permanentemente sus líneas de producción o distribución o tanques de almacenamiento contra el riesgo de fugas.


Sistemas de detección y localización de fugas de hidrocarburos

Existen numerosos sistemas de detección en función del medio en el que se necesita actuar, (agua, tierra) y el tipo de hidrocarburos (gas, líquidos), en este caso nos vamos a centrar en la detección y localización de fugas de hidrocarburos líquidos en suelos mediante cable detector “inteligente”.
TTK ha desarrollado un nuevo cable detector de hidrocarburos que detecta cualquier presencia de líquido hidrocarburos/líquidos no conductivos a lo largo de la longitud de cada cable detector.
Es capaz de detectar múltiples fugas, así como discontinuidad en los cables (una por cada cable), gracias a su direccionamiento digital, cada cable dispone en su conector de pequeño circuito electrónico que proporciona una dirección única para la transmisión de datos a la unidad de control central.


Esta detección proporciona una muy rápida respuesta cuando el líquido entra en contacto con el cable, los tiempos de detección son muy cortos, entre 2 y 15 minutos dependiendo de líquido contaminante. El sistema no genera alarma por agua, pequeños contaminantes, suciedad ni por presión en el cable detector. El nuevo diseño del cable permite su reutilización después de haber detectado una fuga, simplemente se necesita realizar una limpieza del mismo y el cable vuelve a estar operativo sin necesidad de sustituirlo o reparar la parte contaminada por la mancha de hidrocarburo. Localización de la fuga con una precisión de la longitud del cable utilizado. Certificado ATEX.

Estructura del cable


Principio de detección

El elemento de silicio contiene partículas de carbono

• Conductividad eléctrica
• Capacidad de absorber líquidos no conductivos (Hidrocarburos o disolventes)

En caso de contacto con un líquido orgánico

• El Elemento de silicio aumenta su tamaño en ese punto
• Aumenta la distancia entre las partículas de carbono
• La resistencia eléctrica del elemento de silicio aumenta


Tipos de instalación

En función de las características de la instalación a proteger, nos podemos encontrar con diferentes soluciones, dependiendo de si el cable debe ser instalado en superficie o enterrado, podemos construir una red de cables detectores que nos permitan tener una alarma precoz en caso de que se produzca una fuga en alguno de los componentes de la instalación.


• Detección y localización en zonas de almacenamiento


• Detección y localización en conductos enterrados


• Detección y localización en locales técnicos de grupos electrógenos